Qué es Cloud Computing. Con estas soluciones conquistarás la nube

 En sistemas

Internet está cambiando la forma en que hacemos negocios e interactuamos como sociedad. Tradicionalmente, el hardware y el software están incluidos en el ordenador del usuario. Esto significa que el usuario accedía a sus datos y programas dentro de su propio ordenador. Pero actualmente, mediante el Cloud Computing, se permite acceder a los datos y programas fuera de un propio entorno informático.

En lugar de almacenar los datos y software en un ordenador personal o servidor, se almacena en «la nube». Esto podría incluir aplicaciones, bases de datos, correo electrónico y servicios de archivos.

Una analogía común para describir Cloud Computing es el alquiler frente a la compra. Esencialmente, se alquila la capacidad (espacio de servidor o acceso al software) de un proveedor de servicios de nube, y se conecta a través de Internet. En lugar de comprar tus propios recursos IT, estás alquilando de un proveedor de servicios, pagando sólo por los recursos que utilizas.

Las empresas gastan grandes cantidades de dinero en el desarrollo e instalación de software para mejorar sus operaciones. Para ello, los propietarios de empresas utilizan tres modelos de servicios en la nube para almacenar sus datos y prestar servicios: públicos, privados o híbridos.

Cloud Computing Pública

Cloud Computing pública se construye sobre una plataforma externa gestionada por un proveedor de servicios en la nube. Con este servicio externo, los usuarios obtienen su propia nube dentro de una infraestructura compartida. El proveedor ofrece desde recursos de sistemas hasta la seguridad y el mantenimiento del sistema de nubes. Todo es administrado por una empresa externa especializada en servicios de nube. Este tipo de servicio en la nube es muy adecuado para las organizaciones que aprecian la flexibilidad y la rentabilidad.

Cloud Computing Privada

Otra de los modelos de servicios es el Cloud Computing privado. Se trata de una plataforma en la nube construida dentro de una empresa utilizando el hardware y el software propios de la empresa. Una nube privada es gestionada por un equipo interno de IT, por lo que las organizaciones tienen que construir sus propios centros de datos. Esto lo que la convierte en una opción de Cloud Computing más costosa. Sin embargo, es la solución ideal para las empresas que prefieren un acceso exclusivo y un mayor control sobre su nube.

Cloud Computing Híbrida

Y, por último, tenemos elCloud Computing híbridacuyo servicio une las ventajas de las nubes privadas y públicas. En un sistema de nube híbrido, el equipo de IT de una organización gestiona la parte de nube interna y el resto se realiza de forma externa. Un sistema de nubes híbrido es perfecto para una organización que prefiere gestionar todos los datos relacionados con el negocio (como los archivos de los clientes) de forma interna mientras almacena la información menos sensible con un tercero.

¿Qué tipos de Cloud Computing existen?

  1. Software como un servicio (SaaS)

SaaS es la forma más común de computación en nube. Se puede acceder a aplicaciones de software alojadas en Internet utilizando un navegador, en lugar de las aplicaciones tradicionales almacenadas en su propio PC o servidor. Es decir, el proveedor de SaaS gestiona lainfraestructura, los sistemas operativos, el middleware y los datos necesarios para entregar el programa, asegurando que el software esté disponible cuando y donde los clientes lo necesiten. Muchas aplicaciones SaaS se ejecutan directamente a través de navegadores web, eliminando la necesidad de descargas o instalaciones.

Las aplicaciones SaaS permiten a las empresas ponerse en marcha muy rápidamente, así como escalar las operaciones con rapidez. No hay necesidad de comprar o desplegar el hardware y el software utilizado para prestar sus servicios empresariales. Incluso las aplicaciones de nivel empresarial más sofisticadas, como los programas de gestión de relaciones con los clientes (CRM) o de planificación de recursos empresariales (ERP), son fácilmente accesibles para las organizaciones más pequeñas, proporcionándoles herramientas que les permiten hacer crecer sus negocios de forma más eficaz que nunca.

Un ejemplo típico de un SaaS es un servicio de correo electrónico basado en la web o un sistema de gestión de relaciones con los clientes.

  1. Infraestructura como servicio (IaaS)

IaaS es otro tipo popular de servicio público de computación en nube. Proporciona bases de datos escalables, redes privadas virtuales, herramientas de análisis de datos, monitoreo de aplicaciones, herramientas para desarrolladores y más.

El principal diferenciador es que los servicios de IaaS proporcionan servicios mediante un modelo de pago por uso. En otras palabras, con IaaS, tu empresa está alquilando espacio en una infraestructura virtual alojada en una nube pública. Por ejemplo, Netflix alquila espacio de los servicios en nube de Amazon para alojar sus servicios de streaming y llevarlos a sus usuarios.

IaaS es una gran opción para las pequeñas y medianas empresas que no tienen los recursos para comprar el hardware y el software necesarios para crear su propia red interna. También quita la carga diaria de la gestión de la infraestructura informática de las manos de los departamentos de sistemas, liberándolos para que se centren en impulsar el negocio. Como el proveedor de IaaS actualiza continuamente su sistema con los últimos programas y parches de actualización, es más fácil poner en marcha nuevos programas y aplicaciones.

Las empresas de IaaS más populares incluyen a Amazon Web Services, Microsoft Cloud Platform, Google Cloud Platform, Rackspace o ManageEngine.

  1. Plataforma como un servicio (PaaS)

PaaS puede describirse como una mezcla entre SaaS e IaaS. Esencialmente se arrenda el hardware, los sistemas operativos, el almacenamiento y la capacidad de red que IaaS proporciona, así como los servidores de software y los entornos de aplicación. La PaaS te ofrece más control sobre los aspectos técnicos de tu configuración informática y la capacidad de personalizarla para adaptarse a tus necesidades.

PaaS es útil para cualquier compañía que desarrolle software y aplicaciones basadas en la web. Muchas de las herramientas necesarias para desarrollar (computadoras, dispositivos móviles, navegadores, etc.) pueden ser bastante caras. Al utilizar la PaaS, los clientes pueden acceder a las herramientas de desarrollo que necesitan, cuando las necesitan, sin tener que comprarlas directamente. Dado que la plataforma es accesible a través de Internet, los equipos de desarrollo a distancia pueden acceder todos a los mismos activos para acelerar el desarrollo del producto. La mayoría de las herramientas PaaS proporcionan amplias aplicaciones precodificadas integradas en la plataforma, lo que puede reducir el tiempo de codificación y ayudar a las empresas a comercializar sus productos más rápidamente.

Algunas de las empresas de PaaS más populares incluyen Google App Engine, Microsoft Azure, Salesforce y Force.com.

cloud-computing-IaaS-PaaS-SaaS

¿Por qué tu compañía debería usar Cloud Computing?

La computación en nube ha transformado la forma en que las empresas de todo el mundo hacen negocios en formas que muchas personas ni siquiera se dan cuenta. De hecho, si tienes un teléfono inteligente, probablemente has estado usando la computación en nube sin siquiera saberlo. (Por ejemplo, la mayoría de los teléfonos inteligentes automáticamente respaldan su información en un servidor de nube). Comprender los diferentes tipos de computación en la nube e identificar cuál es el adecuado para un negocio en crecimiento es tremendamente importante. Hemos visto en el punto anterior los distintos tipos de Cloud Computing que las empresas pueden tener acceso dependiendo de las necesidades de su negocio.

Pero ¿por qué tu empresa o negocio debería adentrarse en el uso del Cloud Computing?

  • Cloud Computing Reduce los costes: Esta solución es particularmente útil para las pequeñas empresas que operan con un presupuesto ajustado. Pueden alquilar aplicaciones de software y espacio de almacenamiento según sea necesario. La computación en nube convierte los costos fijos en costos variables. Las empresas utilizan y pagan sólo por lo que necesitan, lo que reduce los gastos generales fijos.
  • Flexibilidad y movilidad – Uno de los principales beneficios de la computación en nube es la movilidad y flexibilidad. Las empresas pueden subcontratar las operaciones rutinarias de tecnología de la información, como el almacenamiento de datos y las copias de seguridad, y centrarse en las operaciones básicas, como el diseño y el desarrollo. De esta forma, la computación en nube te permite monitorear las operaciones de tu negocio de manera efectiva. Sólo necesitas una conexión a Internet para obtener actualizaciones en tiempo real de todas las operaciones.
  • Colaboración entre los equipos– La computación en nube abre la puerta para que grupos de desarrolladores y ejecutivos trabajen juntos, ayudando a que el software se innove a un ritmo más rápido. Por lo tanto, una empresa de software puede contratar ingenieros de software independientes en todo el mundo, que pueden utilizar el intercambio de documentos y las reuniones virtuales para colaborar en proyectos.
  • Aumenta la productividad – El hecho de no tener que gestionar el mantenimiento y la infraestructura te ahorrará dinero, pero también ahorrará tiempo. Cuando tu equipo tiene más tiempo en sus manos, aumenta la productividad.
  • Crecen las perspectivas  de negocio– La computación en nube ofrece a los propietarios de empresas acceso a datos en tiempo real. Estos grandes datos pueden ayudar a informar las decisiones empresariales, guiar las estrategias de marketing y, en última instancia, hacer crecer tu empresa de una manera más productiva.
  • Permite el desarrollo– Cuando tu empresa no tiene que invertir en su propia capacidad de los servidorores y tienes más espacio para probar y desarrollar, proporcionas más oportunidades para una innovación más inteligente.

Conclusión

Las empresas de hoy en día están moviendo cada vez más sus datos y aplicaciones a la nube. Un informe reciente pronosticó que, para el año 2020, el 83 por ciento de las cargas de trabajo de las empresas estarán en la nube. Esta tendencia no es del todo sorprendente dados los muchos beneficios que proporcionan los servicios en la nube, incluyendo una mayor escalabilidad y accesibilidad, así como reducciones de costes.

¿Has comenzado a usar Cloud Computing? ¿Cuáles son las soluciones que más se adecuan a tu negocio?

Si tienes alguna pregunta sobre cómo adoptar herramientas de Cloud Computing de manera efectiva para tu negocio, o cómo optimizar el rendimiento en la nube y reducir los costos, desde Avansis te ayudamos con tus necesidades de rendimiento y seguridad.

Presiona ENTER para comenzar la búsqueda en Avansis