En Industria 4.0

La aparición de la Industria 4.0 y la consecuente integración de software en los procesos de producción están conllevando la aparición de grandes innovaciones que permiten agilizar y hacer más eficiente los procesos de fabricación, en gran medida debido a la implantación de procesos inteligentes y de tecnologías destinadas a la optimización de procesos mediante el uso de Tecnologías de la Información (IT) y Tecnología Operativa (OT).

Los nuevos procesos de fabricación industrial están muy ligados al software, por lo que la agilidad de los procesos conlleva también un componente de riesgo relacionado con la Ciberseguridad para Industria 4.0

Del mismo modo que los dispositivos informáticos de uso común requieren de un control de sistemas para amenazas, la transición hacia industria 4.0 cuenta con sus propios riesgos que deberán ser tenidos en cuenta.

Esto no implica que la implantación de la Industria 4.0 sea peligrosa, sino todo lo contrario: con las medidas de seguridad oportunas, la digitalización de la industria es sinónimo de calidad y seguridad, que a largo plazo se traduce en reducción de costes y mejora en el rendimiento de la compañía.

En Avansis, como empresa especializada en ciberseguridad y procesos de transformación digital aplicados a la fábrica, somos expertos en procesos de transición hacia la Industria 4.0. En este artículo analizamos los desafíos y aspectos que la fábrica debe tener en cuenta para hacer una transición segura:

Vulnerabilidad de los componentes

En la era de la industria digitalizada en la que cada vez será mayor el número de dispositivos conectados debido a las particularidades del Internet de las Cosas (IoT), la implantación de sistemas de seguridad deberá tener en cuenta la necesidad de proteger muchos más equipos activos en tiempo real.

Una infinidad de dispositivos conectados, de los cuales cada uno de ellos puede poner en riesgo nuestro sistema.

La implantación de dispositivos conectados implicará la conexión de sistemas para Tecnología de la Información (IT), Tecnologías Operativas (OT) y la seguridad física.

Además, se ha de considerar que ante una ausencia de actualización de hardware al 100% de todo el sistema, la convivencia entre sistemas avanzados y tradicionales podría suponer también la aparición de ciertas vulnerabilidades que se deberán tener en cuenta.

industria digitalizada

Gestión de procesos en la industria 4.0

Durante la transición a la indusitra 4.0, no solo se deben tener en cuenta los riesgos que acarrea cada uno de los dispositivos disponibles, que como ya decíamos ahora se cuentan por miles o incluso millones.

Sino también lo desafíos que supone las conexiones que se realizan entre cada uno de ellos. Las conexiones entre dispositivos deben ser controladas y gestionadas por sistemas de seguridad adaptados que protejan las conexiones que realizan, ya que un fallo o error en el sistema supondría que fallos que dañen la funcionalidad y eficiencia de la producción.

Mayor conectividad, transición industrial también conectada al exterior

La implementación de Tecnologías de la información y Tecnologías Operativas, están permitiendo que la transición hacia la industrial 4.0 conecte con dispositivos internos, pero también hacia el exterior. Del mismo modo que en el espacio de trabajo ya conectamos nuestras cuentas a diferentes proveedores, la industria ha asimilado esta capacidad en los procesos, por lo que la colaboración o relación en los procesos con otras compañías, a modo de proveedores, clientes o socios, suponen una apertura en los sistemas de conexión con los posibles riesgos que ello supone.

Complejidad de la cadena de suministro, desafío de la digitalización industrial

Es muy extraño que un fabricante sea propietario de toda la cadena de suministro. Desde la obtención de materias primas, hasta su salida al mercado mediante la comercialización y venta del producto, cada vez más común a través de sistemas de venta de ecommerce B2B.

Todo el trayecto durante la producción es susceptible de conexiones con proveedores que introducen de manera ajena algún elemento vulnerable de tipo tecnológico que puede afectar a nuestra producción.

Es por ello imprescindible realizar el análisis previo de todos los componentes que se incorporan a la cadena de suministro y encontrar un proveedor de confianza que se ajuste a sus características.

La implantación de sistemas de ciberseguridad aplicados a la Industria 4.0 se convierte en más importante cuanto mayor es la presencia de elementos de origen externo en la producción y cuanto mayor sea nuestro desconocimiento sobre ellos.

ciberseguridad industria

Sistemas de control heredados

Como analizábamos en nuestro artículo sobre la evolución de la industria, el cambio no es radical, sino que se caracteriza por la asimilación paulatina de procesos. Un sistema de fabricación no se actualiza desde cero, pieza por pieza, sino que se actualiza o hace crecer sobre lo que ya hay disponible. El coste de rehacer la fábrica cada vez que se introduce un nuevo componente es una idea extraña que conllevaría costes millonarios o una rigidez en la actualización de la maquinaria.

La estandarización y la capacidad de adaptación de nuevos componentes, permite agregar nuevos elementos en nuestra fábrica manteniendo gran parte de la operativa anterior.

Aun así, dadas las características revolucionarias de la Industria 4.0, aunque la conexión es posible, aparecen posibles incompatibilidades achacados a la digitalización de los procesos que no había sido asumida por componentes antiguos.

La incorporación de equipos digitales en la fábrica supone que convivan componentes más antiguos con otros nuevos.

Aunque se cuente con tecnología que protege a las nuevas piezas de fabricación, serán imprescindible considerar y aplicar medidas de ciberseguridad que protejan la fábrica de las vulnerabilidades del resto de componentes. Bien porque este tipo de conexiones generar nuevos accesos al ataque o porque se encuentran vulnerabilidades desconocidas que han estado presentes durante años o aisladas por la desconexión, hasta que se realiza un enlace con la pieza nueva.

Factores humanos en la era de la digitalización industrial

La aparición de nuevas tecnologías aplicadas a la industria genera nuevas formas de trabajar. Lo que también supone que los trabajadores tengan que hacer uso de nuevas herramientas tanto operativas como de comunicación interno y a través de Internet.

La falta de conciencia sobre los riesgos que ello supone, así como la forma de gestionar los accesos y manejos de información, generan nuevos riesgos cuya no correcta gestión podría convertir a los trabajadores en nuevos factores de riesgo.

Una de las vulnerabilidades más comunes en cuanto al ciberataque a través de los trabajadores es el Phising, que implica la penetración a información confidencial a través del correo electrónico. Es precisamente el sector industrial uno de los más afectados por este tipo de ataque, por lo que se deberían extremar precauciones que protejan ante este tipo de ataques.

Funcionalidades no utilizadas

Cuando una fábrica incorpora un nuevo elemento en su fábrica, no hace uso de todas sus funcionalidades o servicios. Esto supone que máquinas o componentes están ahí, presentes y abiertos a ataques porque forman parte del equipo, pero que caen en el descuido o se olvidan por el mero hecho de no usarlos. La industria 4.0 y la conectividad obligan a que se preste la misma atención a estos dispositivos olvidados, que también son vulnerables.

Aspectos de seguridad física

La presencia de actuadores o elementos que actúan directamente sobre la producción, ahora también son controlados por tecnologías relacionadas con el Internet de las Cosas.

Errores en el funcionamiento de la tecnología digital puede provocar fallos que se manifiesten también en lo físico.

Actualizaciones de seguridad

Una de las características del software y esto se aplica también a la industria 4.0 y a su digitalización, es que los sistemas están conectados y son susceptibles de ser actualizados.

La actualización de software permite incluir nuevas funcionalidades sobre un mismo producto, pero también actualizaciones de seguridad que incluyan nuevas medidas de protección.

Una característica de este tipo implica la implementación de mejoras que salvaguarden la seguridad del equipo. Sin embargo, la ausencia de actualizaciones en dispositivos que viven conectados puede generar huecos de seguridad. Es por eso que será importante contar con un proveedor que realicen actualizaciones de software seguras y rápidas. Mientras que el equipo esté conectado, dada la naturaleza corporativa de la industria 4.0, deberá tener soporte durante toda su vida útil.

Servicios de ciberseguridad para Industria 4.0

En Avansis somos capaces de implantar sistemas totales o parciales adaptados a las necesidades de la fábrica digitalizada. Como expertos en ciberseguridad e Industria 4.0, conocemos todos los procesos que mantienen la seguridad de los diferentes componentes de fabricación.

¿Te gustaría obtener más información? Escríbenos y uno de nuestros técnicos especialistas estará encantado de asesorarte sobre Industria 4.0 e implementación de procesos que garanticen la seguridad de tu fábrica.

Contacto

Presiona ENTER para comenzar la búsqueda en Avansis

robotica-industrial