En Calidad

En un entorno en el que la competencia entre empresas es dominante y la definición de exigencias legales es insuficiente respecto a lo que las diferentes compañías de un sector están dispuestas a ofrecer, aparecen elementos como los certificados de calidad que aumentan los requisitos, de manera voluntaria, y elevan a sus poseedoras a una nueva categoría. 

¿Conoces cómo funcionan los certificados de calidad y qué beneficios pueden ofrecer a tu compañía?  

¿Qué son los certificados de calidad? 

Los certificados de calidad son un mecanismo otorgado por organismos neutrales con el fin de garantizar y avalar la actividad y capacidad de las empresas beneficiadas a la hora de satisfacer determinadas normas y estándares.  

Se trata de un método empleado por las compañías interesadas para garantizar la capacidad de realizar o satisfacer con éxito determinadas exigencias previstas por los organismos reguladores que establecen criterios de calidad en la oferta de servicios y producción por encima de las exigencias legales. 

La tipología de los certificados de calidad es tan variada como su definición de cara a un estándar universal, aplicable a cualquier tipo de organización y regida por su influencia tanto en la calidad de producción o metodología aplicada como en su relación con el contexto.  

O puede ser tan específica como las exigencias que se pueda demandar a empresas de un sector o ámbito concreto. 

¿Qué valor aportan los certificados de calidad? 

Aunque estos certificados fueron concebidos como un medio para refrendar los modelos y estándares de calidad cumplidos por una empresa a la hora de producir u ofrecer un servicio, su valor ha ido variando a lo largo del tiempo, obteniendo valores adicionales que, en cierta medida, se convierten en un aspecto que va desde la definición de un valor agregado que distingue a la compañía que cuenta con ella, hasta un requisito indispensable para llegar a ser proveedor de determinados clientes.

Analicemos qué valor aporta un valor añadido de un certificado de calidad 

En primera instancia, el certificado es un valor diferencial que hace destacar un aspecto relacionado con el buen hacer de tu compañía. Como elemento voluntario, se convierte en un valor añadido que ofrece determinadas garantías de cara a tus clientes. Contar con un certificado de calidad puede convertirse en un elemento diferencial que te haga destacar frente a la competencia. Evidentemente, si cuentas con una serie de garantías de las que el resto de competidores no pueden presumir, es más probable que elijan tus servicios. 

Certificados de calidad despenalizadores 

Con este título tan catastrofista realmente no hacemos referencia a un certificado de calidad que nos libre de algún tipo de castigo legal, sino de una penalización social o corporativa. 

Como ya hemos indicado, los certificados de calidad no son de obligada obtención, sino que son empleados por la compañía con el objetivo de contar con la confianza de un tercero que avala el buen hacer de la compañía. 

La realidad es que el mercado y la necesidad de ser competitivo están asentando una serie de estándares que avanzan una o varias líneas por encima de las exigencias legales, convirtiendo la voluntariedad en casi una necesidad. 

¿Qué valor aporta un certificado de calidad en este caso? 

Contar con determinados certificados de calidad se convierte en un requisito cuya ausencia hará descender de manera importante las posibilidades de ser contratado. 

ISO 9001 e ISO 14001 son cada vez más habituales, habiéndose convertido en un imprescindible para muchos negocios que quieren mostrarse como una opción. 

Certificados de calidad indispensables 

Una vez más, aunque los certificados de calidad no son obligatorios por ley, su valor es tal que determinados clientes y proveedores descartarán ipso facto convertirte en su proveedor si no cuentas con determinado certificado.  

Es el caso del certificado que avala el cumplimiento de la Normal PECAL, que es exigido para trabajar con determinados organismos como el Ministerio de Defensa de España o la OTAN. 

Esta característica es propia para determinados certificados tan específicos como el anterior, aunque la acción de descartar o aceptar tus servicios puede darse con cualquier tipo de certificado (revisar esta frase). 

¿Qué entidades se encuentra implicadas en el proceso de certificación? 

Cuando el objetivo de un proceso de certificación es el de avalar, de manera objetiva, que una organización cumple con los requisitos establecidos por una norma, se deben establecer tanto los cauces como la acción de entidades que actúen de manera objetiva garantizando su efectivo cumplimiento.  

Con fines de supervisión y control, es fácil afirmar que, cuantos más entes implicados, más objetivo se supondrá el proceso que acredita la certificación. 

¿Qué partes se encuentra implicadas en el proceso de certificación? 

La propia empresa a certificar 

Se trata de la interesada en obtener la certificación y será la que reciba la mirada de todas demás. En función del sector en el que se mueva y sus propios intereses a la hora de hacerse más competitiva, deberá analizar las necesidades de certificación y los procesos para implementar y garantizar que cumple con esos requisitos. 

La empresa certificadora 

Es la entidad que cuenta con la potestad necesaria para analizar y determinar que la compañía a ser certificada cumple efectivamente con los estándares de calidad exigidos.  

Los certificados son estándares, e independientemente de la empresa que certifique, el título obtenido será el mismo. Ahora bien, el número de empresas certificadoras cada vez es más amplio y aunque todas son capaces de dar el aprobado, la reputación de la propia certificadora es un extra de valor añadido.  

Algunas de las principales empresas certificadoras en España son: AENOR, Cámara de Comercio, Bureau Veritas y SGS. 

Entidad Nacional de Acreditación | ENAC 

La actividad basada en la aprobación de certificados de calidad es, en última instancia, supervisada por un tercer organismo perteneciente a la administración pública, capaz de garantizar que las certificadoras realizan los procesos de certificación de manera correcta. 

En el caso de España, esta responsabilidad recae sobre la Entidad Nacional de Acreditación o ENAC. El único organismo dotado con la capacidad de otorgar las acreditaciones según las aprobaciones realizadas por las certificadoras.  

La presencia de un organismo de este tipo acredita de manera objetiva el correcto análisis e implantación de certificados de calidad y que no se producen extraños movimientos entre certificadora y certificada. 

Empresas normalizadoras 

Son las encargadas de definir, elaborar, aplicar y mejorar las normas que después serán interpretadas y aprobadas por los organismos descritos anteriormente.  

Redactan y establecen los estándares de calidad con el fin de unificar y simplificar en bajo un mismo estándar, la presencia de modelos que se traducirán en las normas de calidad a aplicar.  

Algunas de las principales normalizadoras con presencia en España: ISO, IATA e IEEE para estándares internacionales y AENOR como principal organismo nacional de normalización de España.  

El cliente de la empresa certificada  

Son los principales beneficiados de la tenencia de certificados de calidad por parte de uno de sus proveedores.  

Al realizar una transacción con un negocio que cuenta con acreditaciones de este tipo, pueden respirar con más calma al saber que un tercero de confianza está garantizando que la relación con sus proveedores cuenta con los estándares de calidad que garantiza el buen hacer en relación a sus certificados. 

Consultora de servicios de calidad 

¿No sabes qué certificados necesitas o qué elementos debes tener en cuenta para que tu empresa pueda obtener determinados certificados? Consultoras de servicios de calidad como Avansis, pueden ofrecerte asesoramiento completo para conocer qué estándares se adaptan mejor a tu negocio y cuáles serían los trámites idóneos para su obtención. 

Entre otras, somos especialistas en ISO 9001, 20000, 27001, 14001, 22301 y PECAL 2110. Consúltanos sobre estas y otras normas de estandarización para obtener más información. Uno de nuestros especialistas estará encantando de ofrecerte toda la información que necesitas. 

Recent Posts

Presiona ENTER para comenzar la búsqueda en Avansis

¿Qué son las normas PECAL?