¿Por qué implementar metodologías ágiles en mi departamento de Recursos Humanos?

 En RRHH

Adaptarse a los cambios es una capacidad fundamental en el entorno de trabajo. Por ello, además de contar con personal que tenga esta cualidad es igualmente importante contar con metodologías que permitan a los trabajadores hacerlo. Según muestra un estudio elaborado por el IESE llamado «Agilidad estratégica a través del Capital Humano», el 42% de las empresas encuestadas promueven la adaptación de los procesos de Recursos Humanos a las nuevas necesidades del contexto actual. Para dar respuesta a ello existen las metodologías ágiles, que nacieron para romper con las reglas establecidas y determinar que las personas y las interacciones eran más importantes que los procesos y que era preferible la flexibilidad a seguir los plazos trazados.

La diferencia entre estas y otras metodologías es, fundamentalmente, que se potencia el trabajo en equipo y la adaptación de este a situaciones imprevistas. Poder poner énfasis en las personas permite la autoorganización y la interacción continua, lo que a su vez conlleva adaptarse con flexibilidad a los cambios surgidos durante el desarrollo de los proyectos de cualquier índole. Existen varias metodologías ágiles, pero las más utilizadas son Scrum y Kanban, además actualmente existen diferentes herramientas para poder llevarlas a cabo.

En un principio, estas metodologías iban dirigidas al mundo del desarrollo de software, pero el resto de sectores se han dado cuenta de que son perfectamente adaptables y que cuentan con multitud de ventajas. Focalizando en los Recursos Humanos, la progresiva incorporación de estas metodologías al departamento tiene como objetivo la creación de equipos en los que se fomente el compromiso, la cooperación y el consenso entre todos los integrantes haciendo así que todos participen en el proyecto. Con esto se pueden conseguir soluciones muchos más productivas. Igualmente, ayuda al departamento a ejecutar los proyectos con mayor velocidad permitiendo responder las demandas de los empleados en tiempo real. Los beneficios más claros de la implantación de las metodologías ágiles son:

  1. Flexibilidad durante los procesos: con agile se pone fin a trabajar con una serie de requisitos que cambian a la mitad de un proceso de selección, haciendo que el reclutador deba comenzar de nuevo. Gracias a la comunicación continua y la adaptación rápida que permiten estas metodologías los procesos son muchos más eficientes y se resolverán en menos tiempo.
  2. Mayor participación de todos los miembros del equipo: gracias a las reuniones periódicas todo el grupo debe proponer mejoras para que el master (jefe de equipo) decida cuáles se ponen en práctica. Así se consigue mejorar la interacción entre los miembros del departamento de Recursos Humanos.
  3. Menos errores en las contrataciones: al revisar constantemente los procesos abiertos pueden subsanarse antes los errores. Además, al participar varios trabajadores en el mismo proyecto es más sencillo detectar problemas, al igual que proponer soluciones.

Actualmente existen otras metodologías parecidas, como DevOps, cuyos objetivos son similares; sin embargo, las más ventajosas para Recursos Humanos son las metodologías ágiles. Estas ayudan a dar protagonismo a las personas, a la colaboración y a las interacciones entre empleados frente a los procesos organizativos. Igualmente, fomentan la asunción de errores para poder aprender de ellos aportar mejoras y valor a la empresa. Por otro lado, dan paso a la colaboración con el potencial trabajador de manera más estrecha. Finalmente, permiten la agilidad a la hora de adaptarse a los imprevistos. Con todos estos beneficios es fácil adivinar que cada vez son más las empresas que se unen a la implantación de este tipo de metodologías; no obstante, todavía hay otras muchas que no gestionan sus proyectos de esta forma. A pesar de ello, el uso de agile se expande y se puede prever que, probablemente en un corto periodo de tiempo, sean estas metodologías las que se utilicen en prácticamente todos los departamentos.

Presiona ENTER para comenzar la búsqueda en Avansis