El Libro Blanco de la Inteligencia Artificial

 En Inteligencia Artificial

A lo largo de la historia, Estados Unidos, China y Rusia han sido potencias enfrentadas por diversos motivos: energéticos por el control de los recursos naturales como el petróleo o el gas natural, económicos, armamentísticos…

El alunizaje en la Luna del Apolo 11 estadounidense por Neil Armstrong el 16 de julio de 1969 desencadena una carrera científica en busca de la innovación y el descubrimiento. Si bien Rusia se había adelantado a Estados Unidos y ya puso los primeros satélites en órbita de la historia, China nunca fue pionera en estos asuntos. Años después, su iniciativa Breaktrough daría forma al radiotelescopio más grande del mundo, listo para recorrer los rincones del universo en busca de vida extraterrestre, equilibrando la balanza.

La Inteligencia Artificial comenzó a ser una ciencia de rigor a finales de los años 80. La importancia de esta ciencia y de su implicación en el desarrollo humano ha vuelto a enfrentar a estas tres grandes potencias. Estados Unidos, China y Rusia invierten miles de millones al año en investigación y subvenciones para el avance de la Inteligencia Artificial. Tal es el punto, que China ha comenzado a distribuir libros de Inteligencia Artificial, para niños desde 6 años, como los mostrados en la imagen, hasta adultos de hasta 40.

 

 

Europa no destacó notablemente en este campo. Tanto es tal, que la descompensación en el avance sobre la Inteligencia Artificial entre Europa y el bloque Estados Unidos y China se hizo palpable cuando Francia anunció que invertiría 500 millones de euros en materia de Inteligencia Artificial, mientras que el MIT anunciaba que invertiría 1.000 millones. Lo alarmante fue que el MIT, una universidad estadounidense, invirtiese en Inteligencia Artificial el doble que un país europeo.

Estos y otros muchos sucesos han forzado a que el pasado 7 de diciembre, la Comisión Europea haya hecho público un comunicado que insta a todos los países miembros a la elaboración de un compendio de reformas en materia de Inteligencia Artificial y que deberá ser enviado, para revisión y posterior implantación, en junio de este año.

España supo adelantarse a este suceso y en la XII legislatura ya fue redactado el Libro Blanco de la Inteligencia Artificial por un grupo formado por los investigadores más relevantes en términos de esta ciencia reconocidos como Los Sabios de la Inteligencia Artificial: Elena Alfaro, Elena Gil, Asunción Gómez, Lorena Juame-Palasí, Miguel Luengo-Oroz, Nuria Oliver, Andrés Predeño, Javier Plaza Penadés y Eduardo Vázquez de Castro.

Este documento fija una estrategia para la creación de puestos de trabajo en el ámbito de la Inteligencia Artificial subvencionados por el Estado y por la Comisión Europea, así como otras subvenciones a la empresa privada por colaboración de proyectos. También establece un plan educativo con medidas semejantes a las de China, a través de la aplicación de conceptos básicos sobre computación inteligente y otras formas de inteligencia. Otro punto que trata en profundidad es la ética tras las decisiones artificiales tales como qué debería hacer un coche autónomo si se encuentra en una situación de atropello o de accidente, qué medidas de seguridad habría que implementar en una central nuclear controlada por una inteligencia que pudiera errar…

Sin embargo, la Comisión Europea no solo solicita lo que ya está escrito, sino medidas en materia de negocio, es decir, cómo aplicar la Inteligencia Artificial al deporte, a la industria 4.0, a la medicina, a los servicios…

El Libro Blanco de la Inteligencia Artificial, así como los documentos auxiliares que España y todos los países miembros están preparando nos acercan, cada vez más y más rápido, a un mundo artificial, conectado y tecnológico donde … (¿Qué crees que sucederá de aquí a 20 años? ¡Esperamos en Avansis tu respuesta!).

Autor: Carlos Vázquez, Data Scientist | AI Engineer en Avansis

Presiona ENTER para comenzar la búsqueda en Avansis