¿Cómo funciona la metodología Agile en el entorno de los Recursos Humanos?

 En RRHH

Cuando nos dicen que el mundo es cambiante y que las organizaciones ya no son las mismas, no nos mienten. Actualmente, lo único seguro es que hay un cambio y que, por lo tanto, debemos adaptarnos para no quedarnos atrás.

“¿Sabes que la Metodología Agile ha ayudado a grandes empresas a conseguir sus objetivos?” Cuando leemos este tipo de noticias nos damos cuenta que las nuevas metodologías son el principio de un abanico de posibilidades para poder aplicar nuevos modelos de trabajo, lograr un mayor desempeño y calidad en nuestros procesos.

Aunque esta metodología data de inicios del siglo XXI en el mundo del desarrollo de software, en lo relacionado con el campo de los RRHH es mucho más reciente. Los empleados ya no son solo un activo más, sino que resultan cada día más importantes y generan un mayor valor añadido. Esta metodología de trabajo sigue este enfoque y destaca a las personas y sus interacciones por encima de sus herramientas y procesos. Entre sus modelos, prevalece la adaptación continua ante la planificación previa, es decir, se fundamenta en un modelo reactivo ante un modelo proactivo.

El Área de Selección de las empresas también se ha transformado. Los procesos de Selección han cambiado, sobre todo en las empresas tecnológicas. La velocidad de los procesos ha crecido notablemente y se necesitan herramientas más efectivas. ¿Cuáles son los principales exponenciales de este cambio? Una demanda mayor de candidatos, un mercado más competitivo y unos requisitos cada vez más específicos. Y lo más importante, la proliferación de herramientas a cada cual más completa.

Actualmente, es común observar que los procesos de selección se alargan demasiado y necesitan ser agilizados. Esto es debido a varios factores, los perfiles o las necesidades no están bien definidas, las herramientas de búsqueda no son las adecuadas, el modelo trabajo no es correcto. Todo esto está relacionado con la metodología que se utiliza. Si trabajamos con una sinergia e interacción mayor en el equipo y tenemos las herramientas adecuadas, los procesos llegarán a ser más eficaces.

Además, ya no se trata de contratar personal en un tiempo determinado, el personal que se necesita en cada momento es el que se contrata. Día a día las compañías tecnológicas van construyendo lo que el mercado les demanda y esto hace que la estrategia y necesidades cambien constantemente. Como resultado de esto ya no podemos aplicar una planificación tradicional.

¿Cuáles son las ventajas del uso de metodologías ágiles en Recursos Humanos?

Si aplicamos Metodologías ágiles al realizar los procesos de reclutamiento sabremos adaptarnos de la mejor manera a cualquier cambio que pueda darse.  Es decir, siguiendo esta metodología de trabajo el Equipo de Selección y el resto de departamentos se encontrarán en una comunicación constante y por lo tanto, tendrán una estrecha colaboración y reparto de información necesarios para definir los perfiles o posiciones que requieren cubrir en cada momento, llegando a ser mucho más eficaces.

Este nuevo Modelo Ágil responde a lo que en cada momento se necesita, permite corregir un proceso que no está bien definido o, por el contrario, si el proceso es adecuado, adelantarte al mercado. En este caso el riesgo sobre el proceso es menor y la respuesta más rápida ya que se está validando constantemente.

¿Cuál es la diferencia entre la metodología Agile y otras metodologías?

Lo que diferencia esta Metodología del resto es que potencia el trabajo en equipo y la adaptación rápida siguiendo siempre una mejora continua hacia la consecución de los objetivos. Ya no se trata de buscar medidores de control y valorar únicamente la productividad, sino que se busca favorecer el trabajo común e incide en el equipo.

Tenemos varias metodologías ágiles que podemos utilizar en el Proceso de Selección. El modelo Scrum nos ayudará a definir los procesos de selección al dividirlo en fases y realizar reuniones periódicas con el equipo de trabajo para evaluar los resultados de cada uno de ellos.  El modelo Kanban nos aporta gran valor en el proceso de selección en entornos cambiantes como el IT al permitirnos conocer el estado de los procesos a través de un cuadro de tareas en el que se reflejan los estados pendientes, en proceso y terminados. Y, por último, podemos agrupar los dos modelos a través de la metodología Scrumban. En cualquiera de estos tres modelos aportamos al proceso de selección una gran ventaja al conocer todos los miembros del equipo las fases del proceso y su evolución, evitando repetir tareas, corrigiendo los fallos y proponiendo mejoras.

Las metodologías ágiles aplicadas a los Departamentos de Recursos Humanos

Hoy RRHH y más concretamente los Departamentos de Selección de las empresas, tienen un gran reto por delante por la posición que ocupan en las organizaciones y por la responsabilidad de desarrollar al equipo humano. Tiene que ser los responsables de transformar la totalidad de la empresa hacia un entorno ágil. Requieren, por tanto, de entender, integrar y potenciar esta metodología innovadora en todas las áreas de la organización.

 

Autor: Natalia Martín, HR Consultant IT en Avansis.

Contact Us

Contacta con nosotros para conocer cómo podemos ayudar a tu compañía.

Presiona ENTER para comenzar la búsqueda en Avansis